fbpx
TendenciasInternacionalTitulares
Noticia en tendencia

Viernes 13: ¿Por qué se considera una fecha de mala suerte?

¿Te has preguntado por qué el viernes 13 se considera un día de mala suerte? Pues el origen de esta en una superstición del siglo XIV. Aquí te contamos la verdad.

Viernes 13

El viernes 13 es considerado un día  de mala suerte por una una creencia ampliamente difundida en la cultura occidental. Es un día que puede poner nervioso a cualquiera, y es que muchos aseguran que esta fecha en el trae profundas desgracias a quienes así lo creen.

Si eres un de esas personas supersticiosas, es probable que este viernes 13 te tenga pensativo; o, al menos, más precavido de lo normal pero ¿Cuál es el origen de esta superstición?.

Esta es la historia en resumen

Según explica Malcolm Barber, todo comenzó el viernes 13 de octubre de 1307, cuando el Rey Felipe IV de Francia comenzó una persecución y arresto contra la Orden de los Caballeros Templarios. El rey acusó a los caballeros ante el papa Clemente V con cargos de sacrilegio, herejía, sodomía y adoración a ídolos paganos.

Pero las verdaderas razones de Felipe IV no eran ésas: el rey quería eliminar a la poderosa orden militar porque le debía mucho dinero, ya que en aquel entonces fungía como prestamista, no sólo de la corona francesa sino de muchos otros países de Europa.

Fue así que en la madrugada del 13 de octubre de aquel año, los Templarios fueron arrestados y sus bienes, confiscados.

Cuando se les comunicó su condena en un patíbulo en Notre-Dame, los implicados negaron ser culpables de los crímenes de los que se les acusaba. Dijeron, en cambio, que su único crimen fue interceder ante el Temple por sus miserables vidas.

Debido a semejantes palabras, los líderes de la Orden fueron condenados a la hoguera. En un islote del Sena, antes de ser consumido por el fuego, Jacques de Molay, el gran maestre de los Caballeros Templarios, lanzó una maldición a sus verdugos:

Dios conoce que se nos trajo al umbral de la muerte con injusticia. No tardará en venir una inmensa calamidad para aquellos que nos condenan sin respetar la auténtica justicia. Dios se encargará de tomar represalias por nuestra muerte. Yo pereceré con esta seguridad”, dijo De Molay.

Back to top button