Jueves, Mayo 16, 2024
7 C
Santiago

La NASA ha informado sobre el hallazgo de una potente señal que se origina desde afuera de nuestra galaxia

"Es un hallazgo totalmente fortuito. Detectamos una señal considerablemente más intensa y en una región del cielo diferente a la que estábamos explorando", comenta Alexander Kashlinsky, cosmólogo de la Universidad de Maryland.

Más Leídas

Un equipo de astrónomos de la NASA ha identificado una señal peculiar y misteriosa que se origina fuera de nuestra galaxia, según un reciente comunicado de la agencia espacial.

De acuerdo con el informe, los científicos examinaron los datos obtenidos durante 13 años por el telescopio espacial Fermi de rayos gamma. Los detalles de sus descubrimientos se explican en un artículo publicado en la revista The Astrophysical Journal Letters.

Es un hallazgo totalmente inesperado. Descubrimos una señal mucho más intensa y en una región del cielo diferente a la que estábamos investigando”, comenta Alexander Kashlinsky, cosmólogo de la Universidad de Maryland.

Este descubrimiento se presentó en la 243ª reunión de la Sociedad Astronómica Americana en Nueva Orleans, donde se revelaron otros descubrimientos, incluyendo estructuras desconocidas que aún no tienen explicación.

Inicialmente, los científicos habían comenzado su análisis de datos buscando rayos gamma asociados con la luz más antigua del universo, conocida como Fondo Cósmico de Microondas (CMB, por sus siglas en inglés), que se detectó por primera vez como débiles microondas en todo el cielo en 1965.

Sin embargo, lo que realmente descubrieron fueron los denominados “dipolos” de rayos gamma, un par de polos eléctricos o magnéticos de igual magnitud pero de signo opuesto, y muy cercanos entre sí.

Además, la señal de rayos gamma detectada se encuentra en una dirección similar y tiene una magnitud casi idéntica a la de otra señal sin explicación, lo que sugiere que podrían estar relacionadas.

Detectamos un dipolo de rayos gamma, pero su pico se encuentra en el cielo meridional, lejos de los CMB, y su magnitud es 10 veces mayor de lo que esperábamos basándonos en nuestro movimiento”, declara el coautor Chris Shrader, astrofísico de la Universidad Católica de América en Washington.

Y añade: “Aunque no es lo que estábamos buscando, sospechamos que puede estar relacionado con una característica similar observada en los rayos cósmicos de mayor energía”.

Síguenos enspot_img

Última Hora