Miércoles, Mayo 15, 2024
11 C
Santiago

¿Cómo crear una empresa en Chile en pocos pasos?

Más Leídas

El nacimiento de una empresa siempre es una buena noticia. Constituir un nuevo negocio en los tiempos que corren es un salto de audacia y valentía que requiere de gran esfuerzo y dedicación, pero también brinda a quiénes lo realizan la satisfacción incomparable de llevar adelante un proyecto propio.

Crear una empresa en Chile no es una tarea compleja, siempre y cuando contemos con la información necesaria o con la ayuda de los profesionales adecuados para realizar los trámites legales y administrativos. 

En la actualidad, en nuestro país existen dos formas para cristalizar un nuevo proyecto: mediante el método tradicional, es decir, a través de escritura pública, publicación en el diario oficial e inscripción en el registro de comercio; o bien por medio de la plataforma digital “Empresa en un día”, que permite constituir el nuevo negocio enteramente de forma electrónica siguiendo un procedimiento ya preestablecido en el sitio web oficial del Registro de Empresas y Sociedades (RES) del Ministerio de Economía.

¿Cuáles son los pasos para crear una nueva empresa?

Crear un negocio desde cero es un proceso que requiere organización y paciencia, además de precisar el cumplimiento de una serie de etapas imprescindibles para no cometer errores en el camino. A continuación, entonces, compartimos cuáles son los pasos para crear una empresa en Chile y no fallar en el intento:

CLARIFICAR LA IDEA DEL PROYECTO

Lo primero que debemos hacer para crear una empresa es desarrollar una idea precisa y concreta de lo que queremos lograr: es decir, establecer cuál será el producto o servicio que se busca ofrecer.

Una vez que tenemos la idea clara, es tiempo de ser realistas: ¿es posible llevar adelante la nueva empresa en el contexto económico y social actual? En caso de que la respuesta sea afirmativa, es momento de poner manos a la obra.

Más allá de las posibilidades de venta y/o crecimiento de un producto, cuando iniciamos una nueva empresa es conveniente hacerlo en un rubro que de verdad nos apasione. ¡Un negocio hecho con pasión y vocación tiene muchas más posibilidades de prosperar que uno realizado con un mero objetivo económico!

ESTABLECER LAS FORMAS DE FINANCIAMIENTO

Una vez determinada la idea formal del proyecto, es tiempo de revisar un aspecto trascendental: el financiamiento. Determinar las formas de financiamiento es un escalón fundamental para todo lo que sigue, por lo que es importante tenerlas claras desde el comienzo. 

Existen diversas formas de financiar un nuevo negocio: puede ser con ahorros personales, con préstamos de familiares y amigos o también mediante créditos bancarios. En los últimos dos casos, es preciso ser responsables en el pago de las cuotas y evitar retrasos o malos entendidos. Así mismo, es indispensable que la forma de financiamiento elegida sea confiable y sostenible en el largo y mediano plazo. 

Chile

GENERAR UN PLAN DE NEGOCIOS

Un plan de negocios es un documento formal en el cual se vuelca la información significativa para el nacimiento de la empresa. En un plan de negocios deben asentarse los objetivos a corto y mediano plazo, las tareas de cada uno de los socios  y las diversas formas de financiación del proyecto. Este documento es imprescindible para trabajar en forma organizada y ágil.

HACER INVESTIGACIÓN DE MERCADO

Este paso es muy importante para realizar ajustes y pequeñas modificaciones al proyecto original en pos de un mayor crecimiento. Realizar una investigación de mercado del sector de nuestra futura empresa nos ayudará a conocer más el mundo empresarial y captar nuevas ideas.

Además de permitirnos conocer a los competidores, una buena investigación de mercado es esencial para conocer mejor a nuestros potenciales y clientes y crear así un producto/servicio que pueda satisfacer sus necesidades y deseos.

REGISTRAR EL NOMBRE Y ESTABLECER LA FORMA JURÍDICA

Elegir el nombre del nuevo negocio y luego registrarlo es un paso determinante para el futuro del proyecto. Contar con un nombre atractivo y que represente la idea de nuestra empresa es vital para darse a conocer en los primeros tiempos. 

Por otro lado, también tendremos que determinar la forma jurídica de nuestro negocio para conocer los requisitos legales a cumplir. En Chile existen diferentes formas jurídicas: Empresas Individuales de Responsabilidad Limitada (E.I.R.L.), Sociedades de Responsabilidad Limitada (SRL o Ltda.), Sociedades por Acciones (SpA), Sociedades Anónimas (S.A.) y Sociedades Anónimas de Garantía Recíproca (S.A.G.R.).

Chile

REALIZAR LOS TRÁMITES LEGALES Y TRIBUTARIOS

Este es el último escalón para el nacimiento formal de nuestra empresa. Realizar los trámites administrativos y legales pertinentes es el paso final antes de comenzar la actividad: la creación de una nueva empresa requiere cumplir con distintos requerimientos legales, permisos y licencias específicas.

Como hemos visto, esta tarea puede realizarse de diversas formas y en diferentes tiempos, pero siempre es importante contar con información y asesoramiento de calidad para evitar cometer errores que nos cuesten caros en el futuro.

Síguenos enspot_img

Última Hora