Viernes, Marzo 1, 2024
28.1 C
Santiago

9 de cada 10 mujeres tiene celulitis: ¿Cómo podemos combatir esta patología de la piel?

Magdalena de Quevedo, nutricionista y CEO de Clínica Acorpus revela los mejores tratamientos, sus niveles de efectividad y los alimentos anticelulíticos.

Más Leídas

Varios estudios concuerdan lo siguiente: 9 de cada 10 mujeres en el mundo tienen celulitis. Esto llevado a porcentajes se traduce que entre el 90 al 98% de nosotras padecemos de esta afección a la piel, coloquialmente conocida como “piel de naranja” porque da la imagen de una piel con hoyuelos, similar al de la fruta.

La celulitis puede aparecer en distintas zonas del cuerpo, siendo las más comunes: abdomen, piernas, muslos, brazos, caderas y glúteos.

Magdalena de Quevedo, cosmetóloga, nutricionista y CEO de Clínica Acorpus explica que “la celulitis o bien llamada paniculopatía edematosa fibro – esclerótica (PEFE), es un problema tisular, del tejido de la persona, al contrario de lo que muchos piensan, su aparición no tiene nada que ver con la edad ni con el peso de individuo porque hay personas que, aun teniendo un peso saludable, o siendo muy delgadas, igual padecen de celulitis”.

Además, esta es una patología definida como “femenina”, puesto que las mujeres tenemos una mayor cantidad de las hormonas que favorecen la acumulación de grasa y retención de líquidos: los estrógenos, la progesterona

En relación a si las cremas que se ofrecen en el mercado que prometen erradicar la celulitis son o no efectivas, la experta enfatiza que “algunas mejoran la circulación, pero hay que tener en cuenta que nunca vas a terminar con la PEFE de raíz, porque es una patología de la piel, por ende, sí puede atenuarse si es que eres constante con los cuidados en alimentación, drenajes y cremas”.

Ahora, como se trata de una inflamación de la piel, la especialista indica que un tratamiento que ayuda mucho es el drenaje linfático. Se trata de un tratamiento corporal que consiste en un masaje con movimientos sobre diferentes zonas del cuerpo y que tienen como propósito mejorar la circulación de la linfa.

“Todas las toxinas que retiene el cuerpo tras los excesos en estas fiestas perjudican nuestra circulación, reteniendo líquidos y favoreciendo la inflamación corporal. Estas sesiones deberían ser 2 veces a la semana por al menos 1 mes y cada caso se evalúa de manera personalizada”, especifica la experta.

Otro tratamiento que ofrece Clínica Acorpus y que puede en entre 6 a 10 sesiones ayudar a reducir hasta el 80% de la apariencia de la celulitis es Cell Stop.

 “Acá utilizamos distintos principios activos que favorecen a la circulación. Además, permite que las paredes celulares que contienen la grasa, se fortalezcan y dejen de fraccionarse generando esa imagen de hoyitos en la piel. Y, por supuesto, también permite que disminuya la grasa localizada”, comenta la profesional.

Ahora la experta es enfática en recalcar que es importante hacer mantenciones de este tipo de tratamientos, ya que no son permanentes debido a que la celulitis se trata de una patología, por ende, la constancia es primordial para tener resultados efectivos.

Alimentos anticelulíticos

En conjunto con lo descrito anteriormente, también es recomendable llevar una vida activa e incorporar a nuestra dieta alimentos que reducen la inflamación además de consumir mucha agua. “Llevar una alimentación equilibrada, rica en nutrientes y baja en alimentos procesados también contribuye a reducir la inflamación en general. Si tienes alguna condición médica, es importante consultar con un profesional de la salud para obtener recomendaciones específicas”, agrega la profesional de Acorpus quien comparte los siguientes ejemplos:

1. Pescados grasos: El salmón, el atún, las sardinas y las truchas son ricos en ácidos grasos omega-3, que tienen propiedades antiinflamatorias.

2. Frutas y verduras coloridas: Las frutas como los berries, las cerezas y las verduras como los tomates, las espinacas, los brócolis y los pimientos tienen altos niveles de antioxidantes y compuestos antiinflamatorios.

3. Nueces y semillas: Almendras, nueces, semillas de chía y semillas de lino contienen ácidos grasos omega-3 y vitamina E, que ayudan a reducir la inflamación.

4. Aceite de oliva: El aceite de oliva extra virgen es rico en polifenoles, que son compuestos con efectos antiinflamatorios.

5. Cúrcuma: La cúrcuma contiene curcumina, un poderoso compuesto antiinflamatorio. Puedes agregar cúrcuma a tus comidas o consumir suplementos de curcumina.

6. Jengibre: El jengibre tiene propiedades antiinflamatorias naturales y puede ser consumido en forma de té, añadido a platos o utilizado como especia.

Síguenos enspot_img

Última Hora