Martes, Abril 16, 2024
16.2 C
Santiago

El desempleo en Chile aumentó al 9,3% y causa incertidumbre en los chilenos

Aunque las tasas de desempleo han experimentado un pequeño aumento a nivel país, el número de personas empleadas ha subido un 3,1%. Este incremento ha sido impulsado principalmente por el sector del comercio, que ha crecido un 8,3%.

Más Leídas

El INE informó que la tasa de desempleo nacional alcanzó el 8,5% en el trimestre de diciembre de 2023 a febrero de 2024, un incremento de 0,1 puntos porcentuales en comparación con el mismo período del año anterior. Este aumento se debió a que el crecimiento de la fuerza laboral (3,2%) superó al de los empleados (3,1%).

Además, el número de desempleados aumentó un 4,9%, influenciado tanto por aquellos que estaban desempleados (4,5%) como por aquellos que buscaban empleo por primera vez (8,5%).

Aunque a nivel nacional hubo un ligero aumento en comparación con el trimestre anterior, en la Región Metropolitana la tasa de desempleo fue del 9,3%, una disminución de 0,4 puntos porcentuales en comparación con el año anterior.

En la Región Metropolitana, la población empleada aumentó un 2,2%. Los sectores que más contribuyeron a este crecimiento fueron el comercio (12,2%), la educación (4,7%) y el suministro de agua (50,7%).

En general, las tasas de participación y empleo fueron del 62,3% y 57,0% respectivamente, un aumento de 1,4 y 1,2 puntos porcentuales en comparación con el mismo período del año anterior. La población fuera de la fuerza laboral disminuyó un 2,7%.

En cuanto a las mujeres, la tasa de desempleo fue del 9,0%, sin cambios en comparación con el año anterior, debido al aumento igualitario de la fuerza laboral y las empleadas (4,2%). El número de mujeres desempleadas aumentó un 4,3%.

Las tasas de participación y empleo para las mujeres fueron del 52,8% y 48,0% respectivamente, un aumento de 1,7 y 1,5 puntos porcentuales. El número de mujeres fuera de la fuerza laboral disminuyó un 2,5%.

En cuanto a los hombres, la tasa de desempleo aumentó 0,2 puntos porcentuales en comparación con el año anterior, alcanzando el 8,1%. Esto se debió al aumento del 2,5% de la fuerza laboral, que fue mayor al 2,3% de los hombres empleados. Al mismo tiempo, el número de hombres desempleados aumentó un 5,5%.

La tasa de participación de los hombres fue del 72,3% y la de empleo del 66,4%, con variaciones de 1,1 y 0,8 puntos porcentuales respectivamente. El número de hombres fuera de la fuerza laboral disminuyó un 3,0%.

Según el INE, el número de personas empleadas aumentó un 3,1%, influenciado tanto por las mujeres (4,2%) como por los hombres (2,3%).

Los sectores que más contribuyeron a este aumento fueron el comercio (8,3%), las actividades de salud (4,9%) y la educación (4,3%), junto con el alojamiento y el servicio de comidas (5,1%). Por categoría ocupacional, hubo un aumento de los trabajadores asalariados formales (3,0%) y los trabajadores por cuenta propia (3,0%).

La tasa de empleo informal fue del 27,4% en un año (0,1 puntos porcentuales), con un aumento de las personas empleadas informales del 3,3%, influenciado tanto por las mujeres (5,1%) como por los hombres (1,9%). En cuanto a los sectores, destacaron el comercio (8,8%) y la agricultura y la pesca (9,6%).

La tasa de desempleo ajustada estacionalmente se situó en el 8,6%, una disminución de 0,2 puntos porcentuales en comparación con el trimestre anterior.

El promedio de horas trabajadas disminuyó un 1,0% hasta las 36,6 horas, siendo el promedio de 39,1 horas para los hombres y de 32,6 horas para las mujeres. Por otro lado, el volumen de trabajo, que se mide a través del número total de horas efectivas trabajadas, creció hasta el 2,2%.

La tasa combinada de desempleo y fuerza laboral potencial alcanzó el 17,0% (0,5 puntos porcentuales) en el período. En los hombres se situó en el 14,7% y en las mujeres, en el 19,9%. La brecha de género fue de 5,2 puntos porcentuales.

Síguenos enspot_img

Última Hora