Miércoles, Junio 19, 2024
12.5 C
Santiago

José Antonio Neme rompe en llanto tras recordar a su perrito Duque: “Me hace mucha falta”

Neme describió a "Duque" como un compañero fundamental en su vida, que estuvo presente durante un periodo de transformación personal.

Más Leídas

En un episodio reciente de Podemos Hablar, José Antonio Neme compartió la triste noticia de la pérdida de su querida mascota, “Duque”. El periodista de Mega reveló detalles sobre los difíciles momentos que vivió tras la muerte de su perro en abril pasado y cómo se siente tras más de un mes de su partida.

Neme describió a “Duque” como un compañero fundamental en su vida, que estuvo presente durante un periodo de transformación personal, profesional, material y familiar. El periodista relató que su perro estuvo a su lado durante 11 años, hasta el día de su fallecimiento.

Los últimos días de “Duque” fueron descritos por Neme como “horribles”. Todo comenzó durante Semana Santa, cuando notó que su perro cojeaba. Tras llevarlo al veterinario, descubrió que tenía una masa que podría ser un tumor.

Durante esos días, Neme se esforzó por encontrar atención médica urgente para su mascota, sin éxito debido a la falta de especialistas disponibles durante el feriado. A pesar de sus esfuerzos, “Duque” empeoraba rápidamente y Neme se sentía impotente al verlo sufrir.

La angustia de Neme se reflejaba en sus palabras al recordar cómo veía a su perro deteriorarse sin poder hacer nada para detenerlo. La pérdida de “Duque” dejó una profunda huella en la vida del periodista, quien compartió su dolor con el público en el programa.

“Quedé impactado. (…) Y con él se fueron once años de mi vida. Al llegar a casa, me di cuenta de que lo único constante en mi vida ya no está. Es una situación terrible. Es desgarrador… y nunca más lo volveré a ver. Luego me dije a mí mismo, bueno, piensa. Solo tenía once años. No es algo que no le haya sucedido a todas las personas”, indicó.

En cuanto a su relación con Duque, mencionó que “podían haber algunos hombres en la cama. No diré muchos, pero algunos. Pero lo único constante en mi vida y en mi cama era ese perro. Su pelaje, su olor, su comportamiento, su comida, en fin“.

El periodista reconoció que fue una pérdida difícil en su vida y que después de cremarlo, sus cenizas permanecen en la casa de su madre, ya que por el momento no se ha atrevido a ir a buscarlo.

Síguenos enspot_img

Última Hora