Viernes, Marzo 1, 2024
28.1 C
Santiago

Proponen al presidente Gabriel Boric aplicar estado de excepción en la RM y optar por militares en las calles

El gobernador de la RM explicó que pedir estado de excepción no sería ordenar un toque de queda, solo se usaría en tener militares patrullando las calles por la alta delincuencia fuera de control.

Más Leídas

Después de una semana llena de incidentes de seguridad, incluyendo el asesinato de un niño de cinco años en Padre Hurtado, varios alcaldes de la Región Metropolitana han pedido al Gobierno que tome medidas extraordinarias, como declarar el estado de excepción.

Claudio Orrego, gobernador de la Región Metropolitana, discutió esta solicitud en CNN Chile, una petición que él mismo ha hecho en las últimas semanas. Sin embargo, solicitó que no se tergiverse su propuesta.

Orrego reiteró sus declaraciones recientes, afirmando que en algunas capitales europeas, los edificios de infraestructura crítica están protegidos por el ejército. Si el Gobierno no quiere declarar el estado de excepción, Orrego sugiere que se utilice la Ley de Infraestructura Crítica para contar con el apoyo de los militares en estos espacios limitados, liberando a Carabineros para continuar con su trabajo de prevención en las calles.

A pesar de esto, Orrego enfatizó que ninguna medida debe ser descartada ya que Chile aún tiene tiempo para evitar caer en una espiral como otros países de América Latina.

El gobernador argumentó que se deben tomar acciones en varios frentes, incluyendo mejorar el sistema penitenciario y el de inteligencia financiera, fortalecer las capacidades de Carabineros, y dar más poder a los gobiernos regionales y municipios.

Por supuesto, también hemos planteado que en momentos excepcionales se requieren medidas excepcionales, y una de ellas es poder hacer uso de un recurso constitucional que está dentro del Estado de Derecho, como el estado de excepción, que permite usar recursos de los militares”, dijo Orrego.

El gobernador de la Región Metropolitana explicó que pedir el estado de excepción no significa imponer un toque de queda o tener militares patrullando las calles, sino utilizar la inteligencia del Ejército, sus vehículos blindados y, eventualmente, su presencia para ayudar en tareas de seguridad.

Debemos adoptar algunas medidas drásticas, si no son las que nosotros proponemos, que lo hacemos de muy buena fe para apoyar la labor del Estado en estas materias, que el Gobierno proponga otras. Lo único que tengo claro es que no vamos a cambiar el curso de los hechos haciendo más de lo mismo”, concluyó.

Síguenos enspot_img

Última Hora