NacionalPaísPolicialTitulares
Tendencia

Este es el ex subteniente de carabineros, el principal sospechoso de la muerte de Norma Vásquez

El ex subteniente Gary Valenzuela Ramos es el principal sospechoso del asesinato de la funcionaria de carabineros de 20 años en Linares.

El ex subteniente de Carabineros Gary Valenzuela Ramos, es el único sospechoso del femicidio de una funcionaria de su misma institución.

La víctima, Norma Vásquez Soto, fue hallada muerta en el porta-maleta de un automóvil en un motel de Linares.

La carabinera pertenecía a la 25ª Comisaría de Maipú y, según se informó, ya había denunciado ante su jefatura al sospechoso por intento de abuso sexual.

Pero Gary Valenzuela también aparece en otra denuncia, por la muerte de Álex Núñez tras haber sido golpeado por personal de Carabineros en las afueras de la estación de Metro Del Sol, en Maipú, el pasado 20 de octubre de 2019, en el inicio del estallido social.

De acuerdo a su relato, el 23 de octubre, cuando ya se conocía en redes sociales sobre la golpiza fatal, se le acercó el subteniente Gary Valenzuela, quien -según él- le manifestó textualmente: «Mi teniente, le quiero contar algo porque le tengo buena, pero no le diga nada a mi teniente Eduardo Toledo. Lo que pasa es que durante la noche y hoy en la mañana me estuvo llamando mi teniente Eduardo Toledo, diciéndome que declaráramos lo mismo si nos citan a declarar o van a la comisaría a preguntar algún antecedente. Lo que pasa es que al parecer hay un video donde mi teniente Eduardo Toledo sale apuntado a una persona, pero no le dispara«.

«Mi miedo es que el carabinero Maldonado declare la verdad porque él me tiene mala, y si le estoy contando esto es porque mi teniente Eduardo Toledo me pidió que dijéramos que vimos a las motos pasar por ahí, pero que nosotros no teníamos nada que ver, así que tenga cuidado con mi teniente Toledo, porque lo quiere cagar por lo que me dio a entender, se quiere salvar porque está asustado», añadió.

Asimismo, Valenzuela quiso que el denunciante supiera del acuerdo que planteó Toledo porque también «me pidió que dijéramos que vimos a las motos pasar por ahí, pero que nosotros no teníamos nada que ver, así que tenga cuidado con mi teniente Toledo, porque lo quiere cagar, se quiere salvar, porque está asustado».

El denunciante tuvo en cuenta esta conversación al momento de declarar en la Fiscalía Administrativa (Fisad) de la Prefectura Central, señalando en la denuncia que «fui enfático en aclarar que yo el día de los hechos no salí con ningún tipo de bastón y que de los seis motoristas que andábamos, sólo uno portaba un bastón isomer, por lo que era imposible que nosotros fuéramos los agresores».

«En ese mismo acto, mi mayor Bonilla me señala: ‘Diga la verdad, porque hay declaraciones que indican que los motoristas se encontraban con una persona de vestimenta negra en el suelo, no que lo golpearon, pero que sí estaban ustedes con él'», dichos que lo alertaron de inmediato.

«Automáticamente, por deducción, me percaté de que el día anterior habían ido a declarar a la Visad el subteniente Eduardo Toledo, el suboficial Orlando Sepúlveda y el cabo segundo José Ramírez, quienes, a mi parecer, se pusieron de acuerdo para declarar y que coincidieran las versiones, ya que coincidía con lo que el subteniente Gary Valenzuela me señaló», remarcó, antes de afirmar que negó haber agredido a alguien el día de la golpiza a Núñez.

Cuando regresó a la Comisaría, el subteniente entró al casino de oficiales, donde estaban el mayor Del Río, el capitán Mansilla y varios subtenientes, entre ellos Eduardo Toledo sentado en un sillón, y Mansilla le preguntó al denunciante cómo le fue al entregar su declaración.

«A lo que respondo ‘bien, mi capitán, lo único que al parecer el subteniente Eduardo Toledo declaró puras estupideces en la Fisad‘. Mirando a la cara al subteniente Eduardo Toledo le digo a viva voz: ‘tú, en qué momento me viste con una persona en el suelo el día domingo, porque al menos yo no estuve con ninguna persona lesionada'», relató el subteniente.

Botón volver arriba